Óptica Luna

jorge@claravision.es

976 32 22 01

Las gafas progresivas

Las gafas progresivas  son una combinación entre gafas de cerca y de lejos. Y como su nombre índice, son progresivas. La parte inferior de la gafa está graduada para la visión de cerca, la parte central para una visión intermedia y la superior para ver de lejos.

¿Qué son?

Conforme pasan los años, aparece la vista cansada  o presbicia: el ojo ya no puede enfocar diferentes distancias.

No solo sirven para este tipo de enfermedad de la vista. También, podemos utilizarlas para otros problemas como son miopía, hipermetropía o astigmatismo.

¿Por qué son mejores las gafas progresivas?

Este tipo de gafas nos asegura que nuestra visión contará con gran nitidez tanto de cerca como de lejos. El problema de ello es conseguir adaptarte a ellas. Es un proceso un tanto costoso pero gracias a ello se consigue un gran beneficio. Te aportará facilidad y comodidad.

Como adaptarte a las gafas progresivas

Este periodo puede durar desde unos 7 hasta unos 30 días aproximadamente. Cada persona es un mundo y tiene mayor o menor facilidad de adaptación.

Os mostramos una serie de consejos que podrían ayudaros:

Desde el primer día, ponte las gafas. Cuanto mayor tiempo las llevemos, antes nos adaptaremos.

No debemos volver a utilizar las gafas viejas. Puede que al principio vayas más cómoda con las gafas viejas pero es perjudicial para tus ojos.

Ventajas de las gafas progresivas

En tan solo un par de gafas los tienes todo. Tienes la posibilidad de ver de cerca, de lejos y para distancias intermedias. De esta forma estás consiguiendo un ahorro notable. A pesar de ser unas gafas más, más caro sale tener que comprar tres pares de gafas. Además son 3 monturas y tres cristales diferentes. Al final salen las cuentas dando mejores beneficios a las gafas progresivas.

Todas las personas que llevamos gafas, vemos una gran diferencia entre unas y otras. A veces, el simple hecho de tener que estar pendientes de los varios pares de gafas y de no perderlas ya es un incordio.

Las gafas progresivas se adaptan a cualquier graduación, no te preocupes si tienes bastante en tus ojos.

Desventajas de las gafas progresivas

El principal problema de estas gafas es asegúrate que miras por la zona adecuada. Aunque es algo sencillo, debemos mover la cabeza y no los ojos. Si miras de reojo, se verá algo borroso.

Algunos de los usuarios de las gafas progresivas tienen dificultad la hora de mirar al suelo y conseguir un buen enfoque. Esto sucede porque tanto al mirar hacia abajo como bajar una escalera giramos los ojos y miramos por la parte inferior de nuestras gafas. Esa parte de las gafas, está destinada a la lectura. Si hacemos un movimiento de cabeza y movemos el cuello conseguiremos ver por la parte central para conseguir una perfecta visión.

Destacar que las gafas progresivas no son las más apropiadas para ver la televisión o para leernos un libro mientras estamos tumbados en la cama. Deberíamos contar con una postura correcta.

Bueno optiluner@s, esperamos que os haya gustado nuestro post de hoy sobre las gafas progresivas y sus ventajas e inconvenientes. No dudéis en preguntarnos por cualquier problema

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies